Delphos
frase aquí
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 8 el Lun Nov 27, 2017 7:28 pm.
Últimos temas
» Reglamento general
Mar Ene 23, 2018 4:04 pm por Admin

» Datos de afiliación
Mar Ene 23, 2018 12:19 pm por Admin

» Delphos
Jue Jul 13, 2017 1:43 pm por Admin

» Grupos
Mar Jul 11, 2017 10:42 am por Admin

» Historia y Ambientación
Mar Jul 11, 2017 9:59 am por Admin


Historia y Ambientación

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje

 por Admin el Mar Jul 11, 2017 9:59 am

«El hombre es el único ser que consume sin producir»

Se pensó en un pasado no muy lejano que la humanidad era una raza llena de potencial para explotarse al máximo, capaces de grandes proezas que sólo una mente como la suya podía crear, y se logró comprobar. Demostrado desde el inicio de los tiempos por ser fuertes, resistentes muy a su modo, adaptables a medida que pasaba el tiempo para dar a conocer su supremacía.

Y así, con el paso de los años, los seres humanos hicieron todo cuanto estuvo en sus manos por demostrar que el poder de unos cuantos podía incluso hacer cambiar a otros de ideas, hacerles creer que el negro era blanco.

«El lenguaje político está diseñado para que las mentiras parezcan verdades, el asesinato una acción respetable y para dar al viento apariencia de solidez.»

Los avances tecnológicos se volvieron tan sofisticados en tan poco tiempo que la sociedad creada a partir de ciertos parámetros y la implementación de un nuevo sistema de control se volvió una realidad. Erradicado el crimen casi por completo al ser disfrazado por altos mandos como un mal necesario, disminuidas natalidad y mortandad hasta existir un equilibrio entre ambas, una repartición equitativa de tierras entre la humanidad.

Los recursos se aprovecharon al máximo, el comercio se volvió mucho más refinado, la justicia era aplicada de manera objetiva y sin errores sobre aquellos que merecían recibir un castigo, e incluso los jóvenes tuvieron oportunidades de desarrollarse en el campo laboral de acuerdo a las fortalezas y debilidades que presentaban, aptitudes que en el pasado podrían incluso pasar desapercibidas. Y entonces llegó el tiempo en que una máquina controlaba todo cuanto ocurría en el mundo, teniendo como centro de operaciones la ciudad de Estocolmo, Suecia.

Existía armonía, existía paz y tranquilidad en las masas, tan solo dividido el mundo entero en facciones, pero manteniendo su esencia como ocurría en el siglo XXI. La globalización fue total en cuestión de años, e iniciado el siglo XXIII ya se podía vivir como una sociedad armónica… Controlado desde la raíz por un sistema que recopilaba a las mentes más brillantes para convertirse en el salvador y verdugo de todos los que vivían bajo su poder.

«Si el líder dice de tal evento esto no ocurrió, pues no ocurrió. Si dice que dos y dos son cinco, pues dos y dos son cinco.»
Admin
avatar
star
Admin

Mensajes :
6
Ingreso :
11/07/2017

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
Hermanos (0/4)
Afiliados élite (0/60)
Afiliados normales
Créditos
Reglas de afiliación